Noticias‎ > ‎Noticias 2009‎ > ‎10 2009 Noticias‎ > ‎

32 asamblea general ISO: LAS NORMAS COMO “GENERADORAS DE CONFIANZA”


El evento, que tuvo lugar entre el 16 y 18 de septiembre, se celebró por primera vez en el continente africano, ejerciendo como anfitrión la Oficina Sudafricana de Normas (SABS, según sus siglas en inglés). Al acto acudieron 363 delegados de 108 países miembros de ISO, entre ellos una representativa delegación española formada por el director general de AENOR, Ramón Naz, el director general adjunto, Avelino Brito, y el Director de Relaciones Internacionales y de Cooperación, Francisco Verdera.

Uno de los temas principales que se abordó durante el encuentro fue el papel de la normalización en la búsqueda de soluciones a la crisis económica global. Tanto el presidente de ISO, Alan Morrison, como su secretario general, Rob Steele, destacaron durante sus intervenciones la importante aportación de las normas al restablecimiento de la confianza.

Steele afirmó durante el acto de inauguración que la confianza impregna todo lo que hacen los organismos creadores de normas ayudando a dar soluciones: ¿Da a quienes leen las normas las respuestas que necesitan para solucionar los problemas y los retos a los que se enfrentan. Dan a las personas ideas sobre lo que se debería hacer, sobre cómo hacerlo y sobre cómo obtener el mejor resultado?.

Durante la Asamblea también se presentó un proyecto para desarrollar una metodología que permita evaluar y comunicar los beneficios económicos de las normas internacionales basadas en el consenso. Además, el 17 de septiembre los asistentes a la Asamblea pudieron participar en una sesión abierta titulada ¿Energía-¿Por qué las normas internacionales son vitales?. Durante esta jornada se puso de manifiesto la creciente preocupación por el cambio climático, una desazón exacerbada por el uso actual que se está haciendo de las fuentes de energía.

En este sentido, el presidente de ISO explicó durante el acto de bienvenida que el organismo está incrementado sus esfuerzos para intentar aportar soluciones con el objetivo de hacer frente a estos desafíos y lograr la manera de cubrir las necesidades energéticas de forma más sostenida. Este tema es especialmente importante para el país anfitrión puesto que el 15% de su PIB procede de la energía.

La apretada agenda de la Asamblea también incluyó el análisis y el debate sobre las acciones de ISO en apoyo a los países en desarrollo; la implementación del Pan Estratégico ISO 2005-2010; el desarrollo y la promoción de proyectos ISO; los mecanismos para facilitar la participación de los expertos en las tareas de normalización; y la normalización internacional como apoyo a la educación.

Anuncios Club Calidad